Con el problema inflacionario de Venezuela, la moneda, bolívar soberano, es demasiado débil comparado con otras monedas como el dólar o el peso colombiano. Por ello, venezolanos están convirtiendo sus bajos salarios en Bitcoin u otras criptomonedas. ¿La razón? Las transacciones con criptomonedas no requieren de intermediarios

La reciente crisis político-social del país, provocó que muchas personas tengan que enviar dinero a sus familias desde países vecinos. La economía del manejo de las criptomonedas y sus sistemas de transacción amigable, propició una situación en la que los Venezolanos se sintieron seguros para probar esta forma de mover la economía.

El salario mínimo mensual en Venezuela es de 18.000 bolívares soberanos (que equivalen a 20,9 dólares) y esto no es suficiente para adquirir productos básicos en el país.

 

Quizá te interese:  Paga desde procesadores hasta motores con criptomonedas Bitcoin

 

Al convertir los bolívares soberanos en Bitcoins, los venezolanos apuestan a que su dinero no continúe devaluándose, por ello, cambian las cantidades en otros países y cobran su salario en criptomonedas para ahorrarse este tipo de transacciones.

Esto sucedió a causa de las limitaciones por parte del Gobierno Venezolano, al ejecutar las transacciones que en un principio fueron gratuitas ahora con cobro.

Es un hecho que aunque los venezolanos tienen restricciones para recibir transferencias de criptomonedas y también un límite en la cantidad que les llega, además del cobro por comisiones de los envíos, no quiere decir que las personas no ocupen esta forma efectiva de hacer transacciones con su dinero, saltando la barrera de la moneda corriente.

 

Por: Azenet Folch