Desde el pasado 1 de julio que inició el Programa de Verificación Vehicular Obligatorio para el Segundo Semestre de 2016, de acuerdo con los lineamentos de la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-167-SEMARNAT-2016, los verificentros de la Ciudad de México han venido operando con regularidad y sin mayores contratiempos.

Sus equipos están debidamente calibrados según el Manual de Operación de Centros de Verificación de la capital del país, publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 7 de agosto de 2015.

La NOM referida establece que la calibración de los dinamómetros requeridos para realizar la verificación, debe realizarse por laboratorios autorizados por las autoridades federales. Sin embargo, a la fecha no se han publicado los protocolos de gases, ni cuáles son dichos lugares.

Previendo las dificultades que causaría la ausencia de los elementos para poder realizar las certificaciones federales, la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) de la CDMX le envió a la SEMARNAT, desde el 26 de abril de 2016, el citado Manual de Operación para que los inspectores de la PROFEPA consideraran las condiciones de operación de los verificentros de la Ciudad de México y los equipos que ellos ocupan para realizar la verificación vehicular de acuerdo con lo que establece la NOM que entró en vigor el pasado 1 de julio, hasta en tanto la autoridad federal no desarrolle los procedimientos, ni acredite los sitios para realizar la calibración dinámica.

A pesar de lo anterior, la PROFEPA ha decretado clausuras de algunos verificentros por no contar con una certificación de pesas, que solo es uno de los elementos necesarios para calibrar los dinamómetros.

Aun cuando los verificentros cumplen con la normatividad vigente, varios de ellos han decidido suspender sus operaciones hasta que obtengan la certificación requerida actualmente por la PROFEPA. Ante ello, la SEDEMA estima que el servicio quedará restablecido el día de mañana, lunes 11 de julio.