Viajar, por muy sencillo que sea, es una gran oportunidad para tener una experiencia psicológicamente saludable. Según Elena Borges, psicóloga clínica del Instituto Psicoborges de Madrid, y Alberto Bermejo del Gabinete Psicológico EIDOS de Alicante, viajar no es una terapia en sí, pero puede decirse que sirve como tal; genera una dosis extra de vitalidad y humanidad que tantas veces nos hace falta.

En un viaje entramos en un proceso de autoconocimiento y reflexión mediante el cual nos ayudamos a descubrir quiénes somos. Aporta libertad a nuestra personalidad. Esto sucede porque cuando viajamos nos sentimos poderosos y activamos fortalezas psicológicas.

Por ejemplo: mantener la mente abierta, jugar, realizar actividades y desafíos que de otra forma no haríamos (saltar en paracaídas, volar en un parapente). Así, centramos nuestra atención en la experiencia vivida; nos conectamos con el aquí y ahora, y reducimos niveles de estrés.

Viajar es una gran oportunidad para tener una experiencia psicológicamente saludable. No es preciso un viaje largo, es posible desde una "escapadita".

Shutterstock

En caso de dependencia emocional, viajar es altamente recomendable; es la oportunidad de conocer nuevas personas, posibles amigos y romper con actitudes de subordinación. Inclusive, viajar sólo será una experiencia positiva y desafiante que brindará autonomía, independencia y fortaleza personal, pues hará que salgamos de nuestra zona de confort sin tener nadie al lado.

A nivel físico, viajar reduce los niveles de ansiedad, refuerza el sistema inmunológico y nos hace sentir bien. Por eso, aunque fuera sólo una “escapadita”, viajar ayuda a recuperar el equilibrio y a nutrirnos de energía.

Los beneficios de este tipo de actividad son: el romper con la rutina, limpiar los oídos con sonidos naturales, renovar la vista con paisajes novedosos, conectarnos con la gente que realmente queremos y relajarnos desde emociones y pensamientos más saludables.

Con todo, viajar no es una pastilla mágica o la solución a todos nuestros problemas. Sin embargo, aprovechar las bondades que ofrece, aportará en nuestro cambio de actitud, en la reflexión de un problema o algún tema y en reencontrarnos para mejorar nuestra salud física y psicológica.

Fernando Aparicio es psicólogo, terapeuta y acompañante de vida. Su recorrido incluye el trabajo en Recursos Humanos, educación y capacitación.
Facebook: @fernandoaparicioterapeuta 
Twiter: @fe_aparicio
Site: http://fernandoapariciogo.wixsite.com/psico

Por: Fernando Aparicio.