Él es Abraham Mojica, un pedagogo de profesión, y fotógrafo por amor y convicción. ¡Orgullo mexicano, conócelo!