Un video que mostró a un hombre insultando a una mujer durante el abordaje de un vuelo de la aerolínea Ryanair, se hizo viral, por el hecho de que mostró tintes de odio racista.

Por supuesto, los pasajeros se inmiscuyeron en la discusión y la aerolínea terminó por cambiar a la mujer a otro asiento.

El problema se suscitó, porque al hombre no le pareció que la mujer de 77 años tuviera un color de piel distinto a él.

El sitio Guardian, informó que los hechos ocurrieron el pasado 19 de octubre del 2018, antes del despegue del vuelo que tenía como itinerario despegue en Barcelona y aterrizaje en Londres.

Quizá te interese:
 Datos curiosos sobre aviones para los viajeros

La situación fue evidente, cuando el hombre no dejó de gritar a la mujer con aberración, por ser afroamericana. Su repulsión hacia la persona que se sentó en su costado, fue recalcada con gritos y agresiones físicas.

“Estúpida gorda fea, voy a seguir insultándola mientras esté a mi lado”, señaló repetidamente.

David Lawrence, es el nombre del agresor. Afortunadamente una persona que se encontraba sentado unas filas delante, tuvo la valentía de grabar la situación, cuando la hija de la mujer comenzó a defenderla.

“No le grite a mi madre, ella es discapacitada”.

Lawrence respondió:

“No me digas qué hacer, si yo digo que ella se vaya, se va. No me voy a sentar junto a su fea y asquerosa cara”.

Increíblemente y por desgracia la tripulación optó por mover a la mujer de asiento y dejar en el suyo al hombre, aunque el protocolo claramente indica que cuando aparece un pasajero “Disruptivo” en primer lugar, se le debió indicar que estaba “yendo en contra de las reglas de conducta establecidas en un vuelo”. En segundo lugar, se le debió “ordenar” en forma amable que “podría cambiarse de asiento, con el fin de alejarlo del resto de los viajeros a quienes afecta”. Generalmente al pasajero afectado por el Disruptivo, se lo muda a otro asiento en la misma clase o en una superior. En caso de que el pasajero disruptivo no acceda y el comandante de la aeronave lo ordene, deberá incluso tomar el jump seat , el asiento de los sobrecargos.

El siguiente paso en caso de contingencia con un “Pax Disruptivo” es la necesidad de inmovilizarle, anteponiendo las medidas de seguridad en caso de una eventual emergencia. Cabe mencionar que toda tripulación está perfectamente entrenada en ello.

Por desgracia, algunos no evolucionaron en ningún sentido, la muestra está en un video que mostró a un hombre insultando a una mujer por su color de piel.

El jefe de cabina se encargará de mantener al tanto al piloto de la situación, con el fin de que se informe a torre de control de inmediato, porque de ser necesario, los oficiales de la PSA lo esperarán a la llegada al destino del aeronave.

Por último, el comandante realizaría una exposición sobre el pasajero disruptivo, quien podría quedar demorado o fuera del aeropuerto. “Los pasajeros pueden ser llamados como testigos y hasta la tripulación puede pedirles asistencia para inmovilizar a un pasajero que se salió de control”.

Todo lo anterior, es lo que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) indica llevar a cabo en caso de contingencia a causa de un pasajero Disruptivo y la importancia del apoyo que brinde la Policía de Seguridad Aeroportuaria una vez que se aterriza, es indispensable, sin dejar de lado, que cada país se rige por leyes distintas que van desde poner al pasajero en la lista negra a niveles internacionales o bien, castigo de cárcel.

Quizá te interese:
Dale un vistazo al video del avión supersónico de la NASA llamado QueSST

Como era de esperar, el video publicado en redes sociales al aterrizar, rápidamente se viralizó, pero la indignación en sí, recayó en el pésimo juicio de la tripulación de Ryanair para manejar la situación, ya que el cambio de asiento fue para la mujer, accediendo hasta cierto punto, a las incorrectas rabietas del Pax Disruptivo (como se conoce comúnmente en el mundo de la aviación) y dejando de lado a la afectada.

La mujer regresaba de unas vacaciones que tuvo con su hija como parte de una estrategia para animarla tras el primer aniversario de la muerte de su esposo.

El ministro de transportes de Reino Unido, Karl Turner, dejó saber su postura de rechazo ante el pésimo proceder de la aerolínea Ryanair y la criticó, al señalar que ‘fracasaron espectacularmente’.

“Permitieron que el sujeto permaneciera en su asiento y no lo detuvieron”.

Es triste saber que décadas de lucha por la igualdad de los seres humanos, es pasado por alto en una industria que sobresale del resto, gracias a su rectitud en protocolos y reglas de seguridad que han mantenido a salvo a miles de usuarios durante tanto tiempo. Mal allí Ryanair.

 

Por: Azenet Folch