WhatsApp fue el medio por el cual se propagó un virus malicioso en el nuevo ‘spyware’ que fue desarrollado por la compañía israelí de inteligencia cibernética NSO Group, cuyo ‘software’ Pegasus ha sido utilizado para ‘hackear’ a abogados, disidentes y activistas de derechos humanos.

Por su parte, WhatsApp confirmó que «un actor cibernético avanzado» infectó los teléfonos de un número desconocido de usuarios con un ‘spyware’ (programa informático espía) sofisticado solo con una llamada perdida a través de la aplicación.

Quizá te interese:
WhatsApp ya no te permitirá hacer capturas de pantalla

En un inicio, una reportera dio a conocer la falla en los teléfonos en el sitio Financial Times.

Aunque WhatsApp dijo que abordó el problema dentro de su propia infraestructura y actualmente está alentando a sus usuarios a que actualicen la aplicación por precaución.

Al recibir la llamada, los atacantes transmitieron el código malicioso para arruinar el gadget. De tal manera que queda infectado el dispositivo del destinatario, haya contestado o no, sin dejar rastro de aquella llamada entrante culpable del ataque y de acuerdo al medio en el que se desempeña el usuario del móvil, es el ataque.

 

 

Por: Azenet Folch